APRENDEMOS CON EL CUERPO  

Cada cuerpo, con sus maravillosas singularidades, es una puerta abierta al conocimiento del mundo. Nuestros cuerpos vivos y vivientes son fuente de experiencias ilimitadas: gracias a que tenemos un cuerpo nos pasan cosas. Y gracias a que nos pasan cosas somos capaces de entender, percibir, intuir, imaginar y, en definitiva, conocer. Por eso quizás, cada vez se hace más difícil y absurdo distinguir y separar el saber del hacer.

¿Y si nos atrevemos a bajar barreras y a dejar que los fenómenos del mundo migren libremente?

¿Y si dejamos de tratar las prácticas artísticas como un hecho aislado y cerrado sobre sí mismo, y reconocemos su poder de crear realidad?

¿Y si reconocemos que el sentido último de la creación es producir experiencia, y por tanto, conocimiento?

El Festival SÂLMON<, en esta nueva etapa, está concebido como una celebración del cuerpo como lugar de aprendizaje y fuente de conocimiento. Más allá de las disciplinas y los géneros, más allá de las aulas, los teatros y los museus, más allá de los estilos, las escuelas y la historia, las artes vivas son experiència, es decir: son una oportunidad de ampliar los límites de lo que conocemos.

Por eso, si la cuestión de la que nos vamos a ocupar es la fascinante labor de aprender, no tiene sentido restringir este festival a la exhibición convencional de obras escénicas. Entre otras cosas porque eso, nos condena a ser merxs consumidorxs de cultura, o lo que es lo mismo, de entretenimiento más o menos sofisticado. El conocimiento solo es posible como resultado de una colaboración entre personas que deciden compartir un tiempo y un espacio. Por eso, lo que Salmon reclama de vosotrxs es complicidad.

Sois mucho más que merxs receptores de espectáculos. Vuestros cuerpos, vuestras capacidades de pensar, sentir, hacer, imaginar y entender son el corazón de este festival. Queremos que el SÂLMON< sea una oportunidad de aprender y de generar conocimiento libremente entre personas. Por eso, nos gustaría presentar aquí las propuestas de lxs artistas como invitaciones a poner en juego vuestros cuerpos, con todas sus habilidades e incertidumbres, con todas sus sensibilidades y fascinantes especificidades. En definitiva, lo que deseamos es que todo lo que nos suceda mientras permanezcamos juntxs participando de todo lo que hemos preparado, amplíe nuestra imaginación de lo que es posible.