“He nacido y he vivido hasta los 18 años en un pueblo del norte de Extremadura de no más de 900 habitantes. En mi colegio se estudiaba francés. Mi madre nos apuntó a mis hermanos y a mí una academia para estudiar inglés en la ciudad más cercana, Plasencia.
En esta escuela se impartía inglés y ballet al mismo tiempo. Después de mis clases de inglés esperaba a que mis padres viniesen a recogernos y miraba absorto a través de la ventana a aquellas niñas en la clase de danza, hasta que llegaba la hora de irnos a casa. Un día mientras miraba a través de la ventana cómo las niñas hacían sus ejercicios, el profesor me invitó a entrar en clase y cuando mi madre vino a recogernos vio que yo estaba allí junto con el resto de niñas. El profesor habló con mi madre y a partir de ahí cambié mis clases de inglés por clases de danza.
Esa academia se cerró unos años más tarde y yo me quedé sin mis clases de la noche a la mañana. Así pasó mi juventud, imaginando y recordando aquellas clases cada vez con más sensación de ilusión que de realidad.
Mis padres tenían un bar, donde yo pasaba largas horas viendo videos clips que tanta influencia han tendido en mí y en mi trabajo; No surprises de Radiohead, Frozen de Madonna o Torn de Natalie Imbruglia han sido video clips que mi memoria ha recordado durante años, como aferrándose a un recuerdo de un lugar que no sé si alguna vez existió.
Un día, viendo esos videoclips en bucle, apareció “corazón congelado” de Pastora Soler. En el vídeo, unos cuantos bailarines se pasean bailando en los pasillos de un supermercado mezclados entre productos congelados y latas de conserva. Y ahí encontré algo que yo interpreté en aquel momento como “danza contemporánea” y pensé, que yo quería hacer eso. A partir de ese momento empecé a organizar todo “inconscientemente” para acabar haciendo lo que actualmente estoy haciendo.
Me trasladé a Madrid cuando terminé mis estudios en la Universidad de Extremadura y realicé la formación profesional en la Escuela de Danza Carmen Senra, donde fui becado durante dos años. Aquí empezaron mis primeros contactos con la creación y mis primeras piezas. Luego me trasladé a Barcelona donde vivo actualmente y realicé los estudios en el Conservatorio de Danza (Institut del Teatre) en danza y coreografía.
Actualmente resido en Barcelona y trabajo como coreógrafo en mis propios trabajos y como colaborador en otros proyectos. Me interesa la vida de la gente, la calle, las historias, todo aquello que es difícil explicar con palabras, lo que escondemos. Lo utópico, lo que nos sorprende, lo que nos excita. Utilizar los signos para reinterpretarlos dando lugar a diferentes formas de mirar y repensar las cosas desde una nueva perspectiva. Empezar de cero.”

______

Una utopia encarnada és un lloc que, tot i que no hauria d’existir més que en la imaginació, existeix. Existeix, amb totes les seves aberracions, desplaçaments i incongruències. Una utopia encarnada és formar part d’una comunitat que no existeix, trobar a faltar el que mai has viscut, o tornar a un lloc on no has estat mai. Amb Lord M-27, volem explorar la sensibilitat d’una sèrie de situacions per a les quals no tenim, encara, paraules que puguin definir-les: els moments en què et sents a casa tot i no ser-hi, o en què la memòria no et retorna cap record però et fa sentir, amb una intuïció de futur, que allò que estàs vivint et pertany d’una estranya manera íntima.

La peça es planteja com una col·lecció de fotos trobades en un mercat de vell; petites instantànies de personatges que han viscut a la mateixa ciutat i mai s’han arribat a conèixer – personatges absents dels quals només intuïm una dislocació, o un rastre indesxifrable, mentre a l’escenari el moviment estableix els seus propis ritmes, contra els quals s’estavella la volatilitat d’aquestes històries, com l’aigua en trencar-se sobre els roques de l’espigó.

En aquesta primera part, algú ha perdut la seva memòria, i només pot sentir la intuïció d’un record que mai pren forma en veure els primers minuts d’una pel·lícula, la qual es mira una vegada rere l’altra, tractant de desxifrar el missatge que sent que algú hi ha amagat.

______

Direcció i coreografia: Javier Guerrero
Dramatúrgia: Marc Villanueva.
Intèrprets: Julia Fernandez, Joel Mesa, Paula Tato, Carlos Roncero.
Música: Yves Del Río.
Vestuari: Malahierba.